mapa webhomeSociedad de Amigos del Museo
Sociedad de Amigos del Museo
           SOCIEDAD DE AMIGOS DEL MUSEO       HAZTE AMIGO        PUBLICACIONES
  Sociedad de Amigos del Museo



Más información sobre la SAM:
mcnc104@mncn.csic.es 

Volver http://www.sam.mncn.csic.es 
  actividades   conferencias   cursos   

Conferencias

PABLO R. PENCHASZADEH

Investigador del CONICET en el Museo Argentino de Ciencias Naturales de Buenos Aires


La expedición de Humboldt y Bonpland a Sudamérica



08-11-2011
19:00:00
Salón de Actos del MNCN 91 4111328


Humboldt y Bonpland recorrieron gran parte de las Américas en un viaje de exploración que cobró dimensiones míticas. ¿En qué radica el permanente atractivo de esta expedición, denominada “el segundo descubrimiento de América”?

La aventura americana de Humboldt y Bonpland (1799-1804) estableció los cimientos de gran parte de nuestra comprensión actual de las ciencias empíricas de la naturaleza. Es bien sabido que el resultado del viaje de Darwin fue su teoría de evolución, una teoría de enorme alcance que unificó, explicándolos, fenómenos de muy diversos campos del conocimiento científico. Por su parte, el viaje de Humboldt y Bonpland sentó las bases de lo que ahora denominaríamos las ciencias de la tierra, un sector considerable de la ecología, la fitogeografía y otros capítulos de la geografía, y muchas cuestiones que competen a las que ahora llamamos ciencias del ambiente. En síntesis, todas las ciencias que hoy en día concitan la atención del planeta amenazado por los efectos del desarrollo de la sociedad industrial.

El enfoque “humboldtiano” atiende a la globalidad de los fenómenos, concibe a la naturaleza como una totalidad a ser explicada. No es casualidad que este haya sido “el viaje romántico” por excelencia, tanto en su concepción como en su ejecución. Bonpland y Humboldt no sólo “descubrieron” América sino que la “crearon” a imagen y semejanza de sus mentalidades. Ellos percibieron a América fundamentalmente como naturaleza. Pero los americanos y sus descendientes culturales también percibimos esta visita, desde otro horizonte de interpretación, con otras claves. Percibimos que fuimos percibidos. América descubrió a Humboldt y Bonpland tanto como ellos descubrieron el continente. O, mejor dicho, los americanos descubrimos el tipo particular de descubrimiento de Humboldt y Bonpland. Es esa dimensión particular la que pretendemos exponer al lector en estas páginas.