mapa webhomeSociedad de Amigos del Museo
Sociedad de Amigos del Museo
           SOCIEDAD DE AMIGOS DEL MUSEO       HAZTE AMIGO        PUBLICACIONES
 

Más información sobre la SAM:
mcnc104@mncn.csic.es 

Volver http://www.sam.mncn.csic.es 
  actividades   conferencias   cursos   

Conferencias

Javier García Guinea

Profesor de Investigación. Museo Nacional de Ciencias Naturales. CSIC

Carlos Martín Escorza

Investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC)

Aurelio Nieto Codina

Conservador de la Colección de geología


Minerales, Rocas y Meteoritos. La nueva exposición del Museo Nacional de Ciencias Naturales



15-06-2010
19:00:00
Sala de Geología del Museo Nacional de Ciencias Naturales 91 411 13 28


Las colecciones de geología del Museo Nacional de Ciencias Naturales destacan por su interés científico y por la procedencia histórica de algunas de sus piezas. Tienen su origen en la Real Escuela de Mineralogía de Indias posteriormente fusionada con en el gabinete de Franco Dávila; en los envíos procedentes de América; en las muestras recogidas a lo largo de la historia del museo en España y Europa; la adquisición de colecciones de interés mineralógico, y las donaciones e intercambios de particulares e instituciones públicas y privadas. Los minerales se han organizado siguiendo la clasificación sistemática de Karl Hugo Strunz, excepto en el caso de los cuarzos que por razones geológicas, químicas y estructurales no se incluye en los óxidos sino en los silicatos. Las rocas se exponen en tres grandes grupos, magmáticas o ígneas, sedimentarias y metamórficas, atendiendo a su origen La colección de meteoritos se inició con el Marqués de Socorro y se ha ido incrementando a lo largo del tiempo mediante compras e intercambios con otras instituciones. En cuanto a los meteoritos, su origen extraterrestre les confiere un especial interés pues son piezas rocosas que provienen de un espacio y de un tiempo en los que la unidad básica de medida es el millón, sea en km o en años. Atrapados por la Tierra y recogidos por el hombre manifiestan estar constituidos por componentes ya conocidos pero en proporciones que no se hallan en la superficie de nuestro planeta. Su variabilidad es tan grande que se dice que no hay dos meteoritos iguales, por lo que los intentos de conseguir para ellos una Clasificación han sido uno de los retos que ha atrapado el interés. Y son varias las propuestas que se han expuesto sin que ninguna haya tenido un éxito completo, aunque hay cada vez mayor funcionalidad en las que se hacen. Todos los meteoritos tienen su propia ‘historia exterior’ y, desde que pasan a manos de los hombres, algunos tienen también una secuencia de anécdotas y vicisitudes dignas de ser contadas. Más de 15.000 ejemplares forman la colección de minerales, 1.000 aproximadamente la de rocas, más de 200 de meteoritos, así como unas 800 piezas cortadas y talladas en la colección de lapidario.